¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

VINOS DE JEREZ

El Maridaje Perfecto

Los vinos de Jerez y la Manzanilla forman parte de las grandes joyas de la enología universal. Avalados por grandes chefs y sumilleres de todos los rincones del mundo, nuestros singulares vinos se revelan como perfectos acompañantes de las más variadas propuestas gastronómicas, desde la cocina tradicional hasta la más vanguardista y creativa.

¿Qué encontrarás en nuestra tienda?

  • Vinos Generosos: Finos, Manzanillas, Olorosos, Amontillados, Palos Cortados, Creams (dulce) y Pedro Ximénez
  • Blancos, Rosados y Tintos de la Tierra de Cádiz
  • Brandy de Jerez, Vermut y Vinagre

¿Por qué nuestros vinos?

Más de 3000 años de tradición enológica

A lo largo de los años, nuestra comarca ha desarrollado métodos de producción propios y singulares. Sus privilegiadas condiciones climatológicas propician la elaboración de unos vinos únicos en el mundo.

Un sistema de crianza exclusivo

Los vinos de Jerez se envejecen a partir de un método único y genuino de la zona: el sistema de criaderas y soleras. El resultado: vinos excepcionales que mantienen en el tiempo la más alta calidad.

El culto al tiempo

La crianza dinámica de nuestros vinos permite un envejecimiento excepcionalmente prolongado, encontrándose entre los más viejos del mundo, con edades por encima de los 20 y 30 años, siendo el período mínimo de crianza de dos años.

El complemento perfecto para tus platos y recetas

Vinos con Historia

La referencia más antigua del vino de Jerez se puede encontrar en la Antigua Grecia. En un viejo libro de geografía se mencionan a las primeras cepas, las cuales fueron traídas a Xera (Jerez) por los fenicios, en el año 1100 AC, donde se elaboraban vinos que luego se exportaban a toda la cuenca del Mediterráneo, especialmente a Roma. En el año 711 DC, Jerez continúo siendo un gran centro de producción de vino, a pesar de la prohibición del Corán. La producción de pasas de uva y la de destilación de alcohol para usos médicos fueron, en cierta medida, pretextos para mantener el cultivo de la vid y la producción de vino.

A partir del siglo 12, los vinos de Jerez se comenzaron a exportar a Inglaterra. Durante el reinado de Enrique I, con el fin de desarrollar la producción de ambos países, se firmó un acuerdo de trueque con los pobladores de Jerez: los ingleses le daban lana a cambio de vino. A partir de ese momento, los viñedos de Jerez se convirtieron en una importante fuente de riqueza para el reino. El descubrimiento de América dió lugar a la apertura de nuevos mercados. Durante los siguientes siglos la producción se aumentó y actualmente el vino de Jerez es uno de los vinos españoles que mejor recepción tiene en el mercado.

SUBIR